Our mission/nuestra misión

Ministry Profile/
Quienes somos

Proyecto  Misionero 

Missionary  Proyect



revelation.jpg (65441 bytes)

3ABN
Broadcasting Network
TV and Radio

Radio Sol
WZOL 92.1 FM

Radio Paraiso 
WTPM92.9 FM

Radio Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Return to Homepage
Preparación para el Arrebatamiento
y el Conflicto Final

Sobre el Autor:
Julián Cano Rave

Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3

Capítulo 4

Capítulo 5

Capítulo 6

Capítulo 7

Capítulo 8

Capítulo 9

Capítulo 10

Capítulo 11

Capítulo 12

Capítulo 13

Capítulo 14

Introducción

Es imposible que una persona hoy en día, cristiana o no, pueda negar que en los últimos años han estado ocurriendo una serie de eventos, que en un sentido mas amplio, indican que el mundo está pasando por una "metamorfosis"; que está cambiando total y completamente nuestra forma de vivir, nuestra forma de pensar, nuestra forma de comprar, y vender. Todo está cambiando y todo va a cambiar. Sería también imposible negar la rapidez y la forma repentina e inesperada en que todas las cosas están cambiando: la educación, la religión, la economía, la tecnología, la forma de gobierno local y mundial y por supuesto la rapidez en el manejo y distribución de información a nivel global. En adición a todos estos cambios, el mundo entero "tiembla" por las guerras y la magnitud y aumento de desastres naturales de todas clases: huracanes, tornados, terremotos, fuegos, inundaciones, pestilencias, violencia y crimenes, "secándose los hombres a causa del temor y expectación de las cosas que sobrevendrán a la redondez de la tierra; porque las virtudes de los cielos serán conmovidas" (Luc. 21: 26).

En medio de todos estos eventos, de estas señales de los tiempos, se oyen muchas voces, presentando toda clase de soluciones: La Nueva Era, El Ecumenismo, El Nuevo Orden Mundial, un Gobierno Mundial con todas las religiones cristianas y paganas unidas. Un Nuevo Orden Mundial centra-lizado, con una sola moneda, con una sociedad donde hasta los síquicos y los religiosos de todas las denominaciones y credos participan juntos esperando y deseando el estable-cimiento del Nuevo Milenio, tan largamente esperado.

La confusión creada por los eventos antes mencionados se intensifica aun más por las "apariciones", "visiones", "mensajes", "predicciones", "avisos", "milagros" e "interpretaciones", que por todos los medios de comunicación se distribuyen con una rapidez sorprendente. ¿Qué está ocurriendo? ¿Porque toda esta confusión? ¿Quién tiene la razón? ¿Qué es la verdad? ¿Cuál es la verdad? ¿A Quién debemos creer? ¿Qué debemos hacer? Todas estas preguntas merecen respuestas definidas, claras, concisas y sobre todo basadas en la Palabra de Dios, las Sagradas Escrituras.

En un mundo donde tantas personas tienen diferentes interpretaciones de lo que es la verdad, en un mundo donde cada denominación religiosa dice que tiene la verdad, es importante escudriñar y verificar biblicamente, por nosotros mismos, utilizando el método que Dios aprueba para interpretar Su Palabra. La Palabra de Dios dice: "Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación" (2 Pedro 1:20). Si la Biblia dice que "ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación", entonces nadie puede o debe interpretar la Biblia, sino dejar que La Palabra de Dios, se interprete a si misma. Este es el principio bíblico que se utilizará a través de este libro, recordando siempre que: "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi Nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho" Juan 14:26.

Existen muchos libros religiosos que son verdaderas joyas, que edifican y que traen gran bendición. Sin embargo, toda lectura cristiana, todo libro cristiano debe de ser verificado por un "Escrito está" de la Palabra de Dios. Sabemos que los grados universitarios, ni los colegios de teología le dan validez a un libro de lectura religiosa. sólo si éste está basado en un "Así dice Jehová", tiene validez. El lector encontrará que se utilizan numerosas citas bíblicas en cada capítulo, con el objetivo de dejar que la Palabra de Dios sea quien nos hable y confirme la verdad en nuestros corazones. Se espera que todos los que lean este pequeño libro escudriñen cada una de las citas de las Sagradas Escrituras por sí mismos, ya que son ellas principalmente las que explican lo que se quiere decir. En determinados momentos, se utilizan otras fuentes, pero no sin primero haber establecido la base bíblica. Estas se usan, porque armonizan perfectamente con la Biblia. En adición, se utilizan noticias de periódicos, revistas y otros libros como por ejemplo Las Llaves de esta Sangre y The Thunder of Justice, que evidencian el cumplimiento de los acontecimientos predichos en la Biblia.

Las citas bíblicas son principalmente de la Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569), revisada por Cipriano de Valera (1602). En algunas situaciones se citan otras versiones, para dar más claridad a lo que se quiere exponer. En cada capítulo se estará usando ampliamente las Sagradas Escrituras para establecer la base bíblica como fundamento.

En la historia del gran conflicto entre el bien y el mal, han ocurrido eventos muy especiales y particulares, pero dentro de poco tiempo se va a desarrollar una crisis sin precedentes, una crisis que romperá todas las barreras de la imaginación y cruzará todos los continentes. Necesitaremos mas que una fe nominal en Cristo Jesús, necesitaremos una fe irrevocable, una fe irreversible y total en Cristo Jesús y Su Palabra. Necesitaremos la Plenitud del Espíritu Santo obrando perfecta obediencia de la Palabra de Dios por medio de la Fe de Jesús. Necesitaremos entender lo que significa: "Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" Heb. 12:14. Necesitaremos saber y aplicar a nuestras vidas el significado completo de lo que significa: "A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegria." Judas 1: 24.

La última generación que va a vivir sobre la tierra, la ge-neración que va a ser arrebatada o trasladada en un "abrir de ojos" necesitará saber lo que significa: "¿No sabeis que sois templos de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es." 1 Cor. 3: 16-17.

Por lo tanto, la primera parte de este libro (Parte I), consistirá en nuestra preparación para el arrebatamiento o la traslación en los aires de la última generación que estará viva en la tierra, cuando suene la última trompeta de Dios. Consistirá en nuestra preparación para obtener el perfecto carácter de Cristo en nuestras vidas, para obtener la mente de Cristo en nuestra mente y la plenitud del Espíritu Santo me-diante la Fe de Jesús y el poder que la acompaña. Consistirá en comprender lo que significa la Gracia y el poder de Dios para vencer todas las tentaciones, en todo lugar y en toda circunstancia. Finalmente, consistirá en nuestra preparación de depender total y completamente de y en la Palabra de Dios.

La segunda y tercera parte, se publicarán en un futuro si Dios lo permite donde se analizará el conflicto final: "El Aviso", "Los Milagros", "El Castigo" y la "Era de Paz" del Milenio tan largamente esperado que diferentes "Apariciones" alrededor de la tierra han estado anunciando; y compararemos todas estas "visiones" y "mensajes" a la luz de la Palabra de Dios. En adición, se presentarán noticias de periódicos, revistas y otros medios de comunicación a la luz de las profecías de la Biblia. Se presentarán los tres Mensajes Angelicales de Apocalipsis 14 y su relación con el nuevo orden mundial y la revelación del carácter de Dios.

Capítulo 1
LA ÚLTIMA GENERACIÓN

EL DESTRUCTOR

"SALDRÁS DE LA CIUDAD Y MORARÁS EN EL CAMPO"

UNA IMAGEN DE ROMA

ROMA NO HA CAMBIADO

LA ÚLTIMA GENERACIÓN FIEL, SERÁ ARREBATADA SIN VER LA MUERTE

¿SERÁ LA GENERACIÓN ACTUAL, LA ÚLTIMA GENERACIÓN?

PREPARACIÓN

¿QUÉ ES LA GRACIA PARA EL "OPORTUNO SOCORRO"?

¿QUÉ CLASE DE PODER SE NOS OFRECE?

El Señor dijo: "Vendré otra vez" (Juan 14:3). Esta promesa se hará una realidad más pronto de lo que muchos se imaginan. Las últimas profecías relacionadas con la segunda venida de Cristo se han estado cumpliendo a una velocidad vertiginosa. Los eventos del último fin ("last end"-Daniel 8:19-KJV en inglés), se están cumpliendo ante nuestros mismos ojos. Esta generación está viviendo los acontecimientos predichos por Jesús mismo en su Palabra. Estos eventos no se pueden negar. No existe la menor duda de que Cristo viene ya. Sin embargo, simultáneamente estamos viendo a miles de personas especulando con fechas específicas para el retorno del Señor. Vemos movimientos fanáticos de todas clases, sopla todo viento de doctrina y la confusión es cada vez mayor. La Escritura dice: "Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles del cielo..." Mat. 24:36. ¿Porqué especular si las Escrituras son sumamente claras? ¿No es mejor aceptar un "Así dice Jehová" que especular sobre fechas y horas? ¿El siguiente consejo es muy prudente: Ahora, debemos de "velar, esperar, orar y trabajar a medida que se acercan al tiempo de la venida del Señor, pero nadie podrá predecir precisamente cuándo será ese tiempo..." MS1 pg. 222.

En revistas y periódicos serios de todos los países se publican continuamente artículos sobre el fin del mundo y el nuevo milenio, sobre la crisis del año 2000 y las computadoras, sobre la preparación que miles de personas están haciendo para "terribles acontecimientos". La revista Time por ejemplo del 18 de enero de 1999 en la página 60 presenta un artículo titulado: "THE END OF THE WORLD AS WE KNOW IT?"-(¿EL FIN DEL MUNDO COMO LO CONOCEMOS?). Podríamos mencionar también artículos en la revista Newsweek, el periódico Los Angeles Times, el Washington Post, etc., etc., y la lista sería bastante larga.

Miles están cometiendo el error de comprar armas de todas clases para "defender" sus derechos y sus libertades en preparación para el nuevo milenio. El crimen, la droga, el abuso de los niños y problemas sociales de toda índole arropan nuestra sociedad. Simultaneamente el mundo está siendo azotado por calamidades y desastres naturales sin prescedentes, la economía "tiembla" y los hombres están "...secándose...a causa del temor y expectación de las cosas que sobrevendrán a la redondez de la tierra;..." Luc. 21: 26.

¿Qué debemos estar haciendo? ¿Debemos estar llenos de ansiedad, temor, y especulando sobre lo que va a pasar? ¿Debemos estar actuando como "locos", sin serenidad, escuchando todo tipo de "doctrina", siguiendo a hombres y formando comunidades, apartados de la sociedad o metidos en una cueva? ¿No es mejor "velar, esperar, orar y trabajar a medida que se acercan al tiempo de la venida del Señor..."?

La Palabra de Dios nos ha prometido que a los hijos de la luz, e hijos del día, la venida del Señor no los tomará como "ladrón", porque "no somos de la noche, ni de las tinieblas" (1 Tes. 5: 4,5). Alabemos al Señor, porque aunque "...nadie sepa el día ni la hora de su venida, se nos exhorta y se requiere de nosotros que sepamos cuando está cerca. Se nos enseña además, que menospreciar su aviso y negarse a averiguar cuándo su advenimiento esté cercano, será tan fatal para nosotros como lo fué para los que viviendo en días de Noé no supieron cuándo vendría el diluvio." CS. pg. 420-421. Las siguientes Palabras de Dios son más que suficientes para llenarnos de gozo, paz, amor, luz y poder en Cristo Jesús:

"Torre fuerte es el Nombre de Jehová..." Prov. 18:10.
"Oh Dios, sálvame por tu Nombre, y con tu poder defiéndeme." Salmo 54:1
"Y en ti confiarán los que conocen tu Nombre..." Salm. 9:10.
"Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré. Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi Nombre." Salmo 91:14.
"...Defiéndate el Nombre del Dios de Jacob. Enviéte ayuda desde el Santuario, y desde Sión te sostenga." Salmo 20:1-2.
"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." Filip. 4:13.

EL DESTRUCTOR

Gloria a Dios por su Palabra y porque su Palabra es la verdad. La Biblia claramente nos indica que habrá un tiempo de grandes calamidades, de desastres naturales que no cesarán hasta que Cristo venga. Estas crisis deben ser para nosotros oportunidades de hacer la obra médico misionera desde centros de avanzada en áreas rurales en el campo, son oportunidades de demostrar el amor de Dios por nuestros semejantes. Son oportunidades de ayudar a nuestras comunidades y demostrarles que Dios es amor y lo que significa la Justicia de Dios. Podemos explicar que es "Dios quien protege a sus criaturas y las guarda del poder del destructor" CS 647. Que el Señor "...alejará sus bendiciones de la tierra y retirará su cuidado protector de sobre los que se rebelan contra su ley, y que enseñan y obligan a los demás a hacer lo mismo. Satanás ejerce dominio sobre todos aquellos a quienes Dios no guarda en forma especial. Favorecerá y hará properar a algunos para obtener sus fines, y atraerá desgracias sobre otros, al mismo que tiempo que hará creer a los hombres que es Dios quien los aflige" CS pg. 647. Mostrémosle a la gente quién es el verdadero Salvador: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna" Juan 3:16. Mostrémosle al mundo mediante Su Palabra quíen es el que destruye la tierra: "¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana!...Inclinarse han hacia ti los que te vieren, te considerarán diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacia temblar la tierra, que trastornaba los reinos, Que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?...Mas tú echado eres de tu sepulcro como tronco abominable, como vestido de muertos pasados a cuchillo...porque tu destruiste tu tierra, mataste tu pueblo..." Isa. 14:12,16,17,19, 20. Es la oportunidad de demostrar que Satanás actua "como benefactor de la raza humana, que sana enfermedades del pueblo y profesa presentar un sistema religioso nuevo y más elevado; pero al mismo tiempo obra como destructor" CS. pg. 646.

En medio de las crisis declaremos: "Para las obras humanas, por la PALABRA de tus labios Yo me he guardado de las vías del DESTRUCTOR. Sustenta mis pasos, en tus caminos, porque mis pies no resbalen. Yo te he invocado, por cuanto tú me oirás, Oh Dios. Inclina a mí tu oído, escucha mi palabra. Muestra TUS ESTUPENDAS MISERICORDIAS, TÚ QUE SALVAS A LOS QUE EN TI CONFIAN" Salmos 17: 4-7.

Aprendamos de Dios y enseñemos a la gente a que no confien en ningún hombre pues la Palabra dice: "...maldito el varón que confía en el hombre y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová" Jer. 17:5. Aprendamos de Dios y enseñemos a la gente a que confien solamente en Dios y su Palabra: "Bendito el varón que se fía en Jehová, y cuya confianza es Jehová" Jer. 17: 7. Amén.

"SALDRÁS DE LA CIUDAD
Y MORARÁS EN EL CAMPO"

Necesitamos obedecer todo el consejo de Dios, no solo parte del consejo. Las Escrituras nos enseñan la preparación que debemos hacer espiritualmente, y ésta debe ser nuestra prioridad. Sin embargo, también las Escrituras nos enseñan a prepararnos fisicamente. Por ejemplo, cuando Noé predicaba sobre el diluvio y se preparaba espiritualmente también se preparaba fisicamente construyendo el arca. Lo mismo pasó en Sodoma y Gomorra; Lot tenía que salir de la ciudad. Dios había sido sumamente claro para que hubiese duda en cuanto a su deber. Lot no quería salir de la ciudad y por misericordia los ángeles lo sacaron justo a tiempo para que no muriera. Así mismo hoy, Dios ha sido muy claro en su Palabra en cuando a nuestro deber. Las Escrituras dicen: "Duélete y gime, hija de Sión, como mujer de parto; porque ahora SALDRÁS DE LA CIUDAD Y MORARÁS EN EL CAMPO, y llegarás hasta Babilonia. Allí serás librada, allí te redimirá Jehová de mano de tus enemigos" Miqueas 4: 10.

Vivir en el campo es un estilo de vida que trae vigor y salud. Vivir en el campo es una de las más grandes bendiciones que podemos disfrutar. Siempre es beneficioso hacer de nuestra vivienda el campo con sus colinas y aire puro fuera de las ciudades y donde podamos sembrar y cosechar nuestras propias provisiones. Es interesante notar sin embargo, como la cadena bíblica nos muestra de un momento en particular cuando aquellos que no estén el campo Dios los llama a que salgan de la ciudad, dándoles una última oportunidad de morar fuera de los centros de mayor corrupción. Se nos ha dicho: "saldrás de la ciudad y morarás en el campo" cuando la "hija de Sión" gima "como mujer de parto". ¿Y cuándo es que la "hija de Sión" gime como "mujer de parto"? "Y cuándo viereis a Jerusalén cercada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes...". Luc. 21: 20-21. "Así como el sitio de Jerusalén por los ejércitos romanos fue la señal para que huyesen los cristianos de Judea, así la asunción de poder por parte de esta nación [Estados Unidos], con el decreto que imponga el día de descanso papal [Dies Domini], será para nosotros una amonestación. Entonces será tiempo de abandonar las grandes ciudades..." Mar. pg. 178.

¿Y qué señal habrá de que estamos cerca de este evento [Dies Domini en la América del Norte]? Cuándo digan paz y seguridad (1 Tes. 5:3) ¿Quién y cuándo se proclama paz y seguridad? Juan Pablo II, en el gran jubileo del año 2000. ¿Y en qué lugar particular del mundo, es más apropiado según Juan Pablo II, para celebrar el Gran Jubileo de Paz del año 2000? Sin lugar a dudas, Jerusalén. Jerusalén significa ciudad de la paz. Así que el hombre de la paz (Juan Pablo II) va a ir a Jerusalén, ciudad de la paz para declarar con todos los cristianos y paganos unidos en una sola voz; PAZ para el nuevo milenio.

El 10 de noviembre de 1994, el papa Juan Pablo II expidió una carta apostólica desde el Vaticano, dirigida: "A los Obispos, Clero y Fieles Laicos en Preparación para el Jubileo del año 2000". Algunos extractos de la carta dicen así: "El año 2000 se celebrará como el gran jubileo...Entre las más fervientes peticiones que hace la iglesia al Señor durante este tiempo tan importante, a medida que el tercer milenio se aproxima, es que la unidad de todos los cristianos de las diversas confesiones se incremente hasta que se alcance la plena comunión (pág. 28)....El Año Mariano [1986-87] fue algo así como una anticipación del jubileo, e incluyó mucho de lo que hallará su expresión plena en el año 2000" (pág. 33)....Se está dando atención a la búsqueda de medios para arreglar encuentros en lugares históricos, de excepcional importancia simbólica como Belén, JERUSALÉN y el Monte Sinaí," (págs. 53-62) - citado en el ¡El domingo viene! por Edward Reid págs. 12-14.

Pero la Biblia ha declarado lo que ocurrirá allí en Jerusalén en el tiempo determinado solo por Dios: "Hermosa provincia, el GOZO DE TODA LA TIERRA, ES EL MONTE DE SIÓN, a los lados del aquilón, LA CIUDAD DEL GRAN REY. Dios en sus palacios es conocido por refugio. Porque he aquí LOS REYES DE LA TIERRA SE REUNIERON, Pasaron TODOS. Y viéndolas ellos así, maravilláronse, Se turbaron, diéronse prisa a huir. TOMÓ LOS ALLÍ TEMBLOR, DOLOR COMO A MUJER QUE DA A LUZ. con VIENTO SOLANO [viento del este-KJV] QUIEBRAS TÚ LAS NAVES DE TARSIS." Salmos 48: 2-7. "Porque como relámpago que sale del oriente (este) y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre." Mat. 24: 27.

No es casualidad que el papa Juan Pablo II en su carta papal Dies Domini de julio de 1998 haya expresado la importancia del domingo como día del Señor, el año Mariano y su relación a la unidad de todas las iglesias cristianas y paganas, el nuevo milenio y el gran jubileo del año 2000:

"La proximidad del tercer milenio, al apremiar a los creyentes a reflexionar a la luz de Cristo sobre el camino de la historia, los invita también a descubrir con nueva fuerza el sentido del domingo: "su misterio", el valor de su celebración, su significado para la existencia cristiana y humana....Ante este panorama de nuevas situaciones y sus consiguientes interrogantes, parece necesario mas que nunca recuperar las motivaciones doctrinales profundas que son la base del precepto eclesial, para que todos los fieles vean muy claro el valor irrenunciable del domingo en la vida cristiana...A su vez, san Agustin observa: "Por esto el Señor imprimió su sello a su dia, que es el tercero después de la pasión. Este, sin embargo, en el ciclo semanal es el octavo después del séptimo, es decir, después del sábado hebráico y el primer día de la se-mana....47. La iglesia no ha cesado de afirmar esta obligación de conciencia...La mayor parte de las veces lo ha hecho en forma de exhortación, pero en ocasiones ha recurrido también a disposiciones canónicas precisas. Es lo que ha hecho en diversos Concilios particulares a partir del siglo IV (como en el Concilio de Elvira del 300, que no habla de obligación, sino de CONSECUENCIAS PENALES DESPUES DE TRES AUSENCIAS) y, sobre todo, desde el el siglo VI en adelante (como sucedió en el Concilio de Agde, del 506. (79) Estos decretos de Concilios particulares han desembocado en una costumbre universal DE CARÁCTER OBLIGATORIO, como cosa del todo obvia."

Se celebrará Paz en Jerusalén durante el gran jubileo del año 2000, con el domingo como eje central de la eucaristía y de unión de toda la cristiandad; el año Mariano encontrando su "expresión plena" allí, bajo la dirección y supremacía de Roma. Este es el plan papal. Continua la carta Dies Domini:

"85....Considerando verdaderamente el papel del Espiritu he deseado que esta exhortacion a descubrir el sentido del domingo se hiciera este año, que, en la preparación inmediata para el Jubileo, esta dedicado precisamente al Espíritu Santo.

86....Encomiendo la viva acogida de esta Carta apostólica, por parte de la comunidad cristiana, a la intercesión de la Santísima Vírgen. Ella, sin quitar nada al papel central de Cristo y de su Espíritu, está presente en cada domingo de la iglesia. Hacia la Vírgen María miran los fieles que escuchan la Palabra proclamada en la asamblea dominical...De domingo a domingo, el pueblo peregrino sigue las huellas de María, y su intercesión materna hace particularmente intensa y eficaz las oraciones que la iglesia eleva a la Santísima Trinidad.

87...La proximidad del Jubileo, queridos hermanos y hermanas, nos invita a profundizar nuestro compromiso espiritual y pastoral. Este es efectivamente su verdadero objetivo. En el año en que se celebrará muchas iniciativas lo caracterizarán y le darán el aspecto singular que tendra la CONCLUSIÓN DEL SEGUNDO MILENIOy el inicio del tercero."

UNA IMAGEN DE ROMA

Es curioso como la Roma papal estipula claramente que todo aquel que reconoce el domingo como día del Señor, lo reconoce exclusivamente y explicitamente como un mandamiento que descansa en la autoridad de la Iglesia Madre. Dice Roma, además, que el que reconoce y observa el domingo, hace una imagen de la Madre Iglesia Católica, porque fue ella por su autoridad sola, y no de la Biblia quien hizo el cambio del sábado al domingo:

"Pero como el Sábado no el domingo, está especificado en la Biblia, ¿no es curioso que los no-católicos, quienes profesan seguir su religión basados directamente en la Biblia y no en la Iglesia, observen el Domingo en vez del Sábado? Si, por supuesto, que esto es inconsistente, pero el cambio se hizo hace quince siglos antes de que el Protestantismo naciera...Ellos han continuado observando la custumbre aun a pesar de que éste [el domingo] descansa sobre la autoridad de la Iglesia Católica y no por texto explícito de la Biblia. Esa observancia es un recordatorio de la Madre Iglesia de la cual las sectas no-católicas se separaron. Como un niño que huye de su madre, pero que todavía lleva en su bolsillo una imagen de su madre o un pedazo de su pelo." The Faith of Millions. Rev. John O'Brian. pp. 421, 422.

Muchos se sorprenderán al ver que fue Roma y no Dios quién cambió el cuarto mandamiento o día del Señor del sábado, séptimo día (Exod. 20:9-11) de la semana al domingo, primer día de la semana y que Roma eliminó totalmente el segundo mandamiento (Exod. 20: 3-5):

"¿Cual es el tercer mandamiento? El tercer mandamiento es santificar las fiestas. NOTA: La Iglesia cambió el Día del Señor del sábado al domingo..." Catecismo para Adultos-William Cogan - Acta Foundation 1975 pg. 114, 115.

¿Dónde dice la Biblia que el tercer mandamiento es santificar las fiestas? La sorpresa de muchos será aún mayor cuando se den cuenta que la violación del segundo mandamiento de la ley de Dios, la veneración y culto a las imágenes, está vinculado totalmente a la violación del cuarto mandamiento, la observancia del domingo. Estas violaciones a la ley de Dios están atadas a cultos paganos como el culto Mariano y de otras imágenes.

El nuevo Catecismo hace un llamado a los gobiernos para que legislen y hagan del domingo un día obligatorio de descanso civil:

"Los cristianos deben santificar también el domingo dedicando a su familia el tiempo y los cuidado difíciles de prestar los otros días de la semana....En el respeto de la libertad religiosa y del bien común de todos, los cristianos deben esforzarse por obtener el reconocimiento de los domingos y días de fiesta de la Iglesia como días festivos LEGALES." Catecismo de la Iglesia Católica - Librería Editrice Vaticana - 1992, pg. 483.

Si Roma misma reconoce que el domingo es una institución de la Iglesia Católica y que todo aquel que lo observa sigue y hace una imagen de su Madre, entonces cuando los gobiernos y particularmente Estados Unidos de Norte América legisle para toda la nación imponiendo una Ley de Cierre Dominical a nivel federal, entonces los Estados Unidos que han sido la vanguardia de la libertad religiosa en el mundo entero, hará una imagen de Roma formando un vínculo entre la Iglesia y el Estado que desatarán los eventos predichos en el capítulo 13 del Libro de Apocalipsis.

Estados Unidos quiere ahora hacer una imagen de la Roma papal. Cuando este hecho se haga realidad por ley federal, la unión de la iglesia y estado estará completa. Veremos entonces al país de la libertad religiosa seguir los pasos y el ejemplo de Roma. Estados Unidos nació cuando los pioneros salieron del viejo mundo huyendo a las persecuciones e intolerancia religiosa. Formaron un nuevo mundo en la América del Norte y este país ha prosperado como ningún otro en el mundo y en poco tiempo. Así también cuando Estados Unidos haga una imagen de Roma (una imagen de la bestia-según Apoc. 13), entonces en vez de prosperidad, vendrá la ruina nacional. Vendrá una caida económica de tal proporción que no existe ningún evento histórico al cual se pueda comparar. Los desastres naturales minarán la nación. Los hijos fieles de Dios a la Biblia y a la Biblia sola, serán acusados como los responsables, desatando una gran persecución. Pero la Biblia dice: "Torre fuerte es el Nombre de Jehová..." Prov. 18:10. El mundo entero seguirá los pasos de Roma y Estados Unidos, desatando la crisis final. Este evento está más cerca de lo que muchos se imaginan.

En la carta Dies Domini, el papa Juan Pablo II, hace un vínculo entre el domingo, la eucaristía y la expresión plena Mariana y la unidad de toda la cristiandad en el año 2000. Este hecho debe ser suficiente para todo cristiano que fundamenta sus principios religiosos en la Biblia y la Biblia sola, para escudriñar en la Palabra cuál es la voluntad de Dios y de separarse inmediatamente de cualquier práctica, observancia, doctrina o credo que sea contrario a la Palabra de Dios. La Biblia dice: "Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis participantes de sus pecados, y no recibáis de sus plagas." Apoc. 18:4

ROMA NO HA CAMBIADO

El nuevo catecismo (Catecismo de la Iglesia Católica - 1993. Conferencia Episcopal de Colombia-Librería Editrice Vaticana, Citta del Vaticano) demuestra claramente que Roma no ha cambiado. Por ejemplo en la pág. 97 se nos habla que María fue sin pecado concebida. En la pág. 212, se nos habla de la infabilidad papal, en la pág. 225, las oraciones a los muertos, en la pág. 241, el purgatorio, en la pág. 340, las indulgencias, en la pág. 318, la transubstanciación. Las siguientes palabras resumen este pensamiento:

"La iglesia católica pone actualmente ante el mundo una cara apacible, y presenta disculpas por sus horribles crueldades. Se ha puesto vestiduras como las de Cristo; pero en realidad no ha cambiado. Todos los principios formulados por el papismo en edades pasadas subsisten en nuestros días. Las doctrinas inventadas en los siglos más tenebrosos siguen profesándose aún. Nadie se engañe. El papado que los protestantes están ahora tan dispuestos a honrar, es el mismo que gobernaba al mundo en tiempos de la Reforma." CS pg. 627.

¿Ha cambiado Roma, o solo "pone actualmente una cara apacible, y presenta disculpas por sus horribles crueldades" del pasado? Todo cristiano debe estar claro que toda persona merece respeto y tiene el derecho de creer según los dictados de su conciencia. También se debe de entender que debemos estar unidos solo en la plataforma de la verdad Bíblica, no en la platoforma del error. El proceso de ecumenismo une a los cristianos en plataformas totalmente contrarias a la Palabra de Dios. Por ejemplo un cristiano verdadero no debe de participar de una misa con otro cristiano protestante porque en la misa se presenta uno de los errores y blasfemias más grandes contra Dios en lo que se llama la Eucaristía. Esto puede extrañar a muchos, pero si investi-gamos qué es lo que está envuelvo en la eucaristía católica vamos a encontrar la doctrina antibíblica de la Transubstanciación. El libro católico de Alfonso de Ligorio, "Dignity of the Priest" (citado en Las Profecías de Daniel y Apocalipsis Tomo II - U. Smith - 1977. Pacific Press, págs. 206, 205.), en las páginas 26 y 27 dice así:

"Pero nuestra admiración debe ser mucho mayor cuando encontramos que en obediencia a las palabras de sus sacerdotes: HOC EST CORPUS MEUM [Este es mi cuerpo], Dios mismo desciende al altar, acude dondequiera que le llamen, y tan a menudo como lo llamen, y se coloca en sus manos, aún cuando sean sus enemigos. Y habiendo acudido, se queda, completamente a su disposición; lo trasladan como quieren de un lugar a otro; pueden, si así lo desean, encerrarle en el tabernáculo, o exponerle sobre el altar, o llevarle fuera de la iglesia; pueden, si así lo deciden, comer su carne y darlo para alimentar a otros. ¡Oh, cuán grande es su poder!--Cae una palabra de sus labios y el cuerpo de Cristo está aquí substancialmente formado con la materia del pan, y el Verbo Encarnado descendido del cielo se halla realmente presente sobre la mesa del altar."

"Así puede el sacerdote, en cierta manera, ser llamado creador de su Creador....'El poder del sacerdote--dice San Bernardino de Siena--es el poder de la persona divina; porque la transubstanciación del pan requiere tanto poder como la creación del mundo.'" Ibid pgs. 32, 33.

"El sacerdote ocupa el lugar del Salvador mismo cuando al decir: 'Ego te absolvo' [Yo te absuelvo], absuelve del pecado...Para perdonar un solo pecado se requiere toda la omnipotencia de Dios....Pero lo que únicamente Dios puede hacer por su omnipotencia, el sacerdote puede hacerlo también diciendo: 'Ego te absolvo a peccatis tuis'...Inocencio III escribió: 'En verdad, no es exagerado decir que en vista del carácter sublime de su cargo los sacerdotes son tantos dioses." Ibid. pgs. 34, 36.

Es sorprendente como muchos protestantes han olvidado las aseveraciones de Roma. Para aquellos que deseen documentación adicional y particularmente sobre la posición de las principales iglesias protestantes acerca de su nueva actitud hacia Roma y el domingo, analicen las siguientes citas:

"Ya es hora de que los protestantes vayan a su pastor [el papa] y digan '¿qué tenemos que hacer para regresar a casa?"- Dr. Robert Schuller, Los Angeles Herald Examiner, 19 de septiembre de 1987.

"El papa será el "Primado Universal" en una reunión de las Iglesias Anglicana y Católica Romana, separadas por más de 400 años, una comisión de altos oficiales de ambas iglesias reportaron en Londres hoy." - The Herald, Sydney, Australia, 30 de marzo de 1982.

"Tenemos que admitir que no podemos mostrar ningún mandamiento para dejar de observar el séptimo día y comenzar a observar el primer día....Nosotros cambiamos el día de la semana del séptimo al primero, pero sigue siendo uno en siete....Viviendo en una sociedad pluralística y creyendo en la separación de iglesia y estado, debemos de tratar de evitar que el estado pase leyes forzando a otros a adorar como cristianos. Ninguna ley del estado puede forzar una persona a adorar a Dios como un cristiano o de cualquiera otra forma. Sin embargo, podemos buscar el tener leyes que nos den la oportunidad de un día de descanso y adoración para aquellos quienes escojan usarlo." "The Lord's Day" - 1986 - James P. Wesberry - Broadman Press, pg. 100, 101.

Para la época que fue escrita la última cita mencionada arriba en el libro The Lord's Day, James Wesberry era el Director Ejecutivo de la Alianza para el Día del Señor en Atlanta, Georgia. Esta organización ha estado tratando de pasar una ley de cierre dominical federal en Estados Unidos de Norte América desde 1888. En el presente ésta organización está sumamente activa tratando de lograr su propósito. Es sorprendente notar como el Sr. Wesberry admite que no existe ningún mandamiento bíblico para dejar de observar el séptimo día y comenzar a guardar el primero de la semana. Va aún más lejos al admitir que "nosotros cambiamos el día de la semana del séptimo al primero". La contradicción es tan grande que aunque cree en la separación de la iglesia y estado, y de que no se deben hacer leyes para forzar a las personas adorar a Dios o de cualquiera otra forma, especifica que se deben hacer leyes para guardar el "Día del Señor". ¿No es esto una contradicción? Acaso necesitamos leyes para guardar el domingo, o el sábado o cualquier otro día? ¿No tenemos en estos momentos en Estados Unidos completa libertad para guardar el día de acuerdo a la conciencia de los ciudadanos e inclusive de no guardar ningún diá, si así lo desean?

¿Cómo debemos reaccionar a toda esta documentación? ¿Cómo debemos reaccionar a todos los eventos que día a día anuncian la pronta venida de Cristo? Debemos prepararnos espiritualmente estudiando y escudriñando la Palabra de Dios, orando en todo tiempo, velando y trabajando por las almas por las cuales Cristo murió en la Cruz del Calvario. Debemos mostrar el verdadero carácter de amor y misericordia que Dios tiene. Debemos obedecer a Dios en todo. Debemos orar en todo tiempo, sirviéndole en todo lugar y en toda circunstancia.

¿Qué otras cosas debemos hacer?

  1. Participar activamente en la obra misionera individual y con otros hermanos de la fe.

  2. No deber nada a nadie. Pagar todas las deudas.
    o comprar más a crédito.

  3. Salir de la ciudad. Vivir en el campo y si es necesario trabajar en la ciudad.

  4. Cambiar el estilo de vida. Vivir para el Señor.

  5. Aprender los principios de salud según el plan original de Dios y cómo atender a los enfermos.

¿Cuando debemos comenzar estos cambios? Ahora. No debemos esperar. Dios es dueño de todos los recursos. Sin embargo:

"No deben realizarse movimientos imprudentes....No hagáis nada sin buscar la sabiduría de Dios, quien ha prometido darla liberalmente a todos los que se la pidan, sin reconvenir a nadie. Todo lo que se puede hacer es aconsejar e informar, y luego dejar a los que están convencidos acerca de cuál es su deber que actúen bajo la dirección divina y enteramente dispuestos a conocer a Dios y a obedecerle." MS2 pg. 414. "Pero dentro de no mucho tiempo habrá tal contienda y confusión en las ciudades, que aquellos que deseen salir de ellas no podrán hacerlo." Ibid. pg. 162, 163. "Los niños no deben estar por más tiempo expuestos a las tentaciones de las ciudades." Ibid. pg. 407. "...saquen sus familias de las ciudades...al campo,...donde puedan cultivar sus propias provisiones, porque en el futuro el problema de comprar y vender será muy serio." Ibid. pg. 161.

"Y hacía que a todos, a pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, o en sus frentes. Y que ninguno pudiese comprar o vender, sino el que tuviera la señal, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre." Apoc. 13: 16-17.

"Y cuando viereis a Jerusalén cercada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado, Entonces los que estuviesen en Judea, HUYAN A LOS MONTES; y los que en medio de ella VÁYANSE; y los que estén en el CAMPO NO ENTREN EN ELLA, Porque estos son días de venganza; para que se cumplan TODAS las cosas que están escritas." Luc. 21: 20-22.

Estudiemos las Sagradas Escrituras diligentemente y recibamos de Dios el amor de la verdad en nuestros corazones y seremos protegidos de los poderosos engaños que están cautivando al mundo entero. Cristo viene y terrible será la crisis que llegará al mundo. Los hijos de Dios deben comprender que "para poder soportar la prueba que les espera deben comprender la voluntad de Dios tal cual está revelada en su Palabra, pues no pueden honrarle sino en la medida del conocimiento que tengan de su carácter, gobierno y propósitos divinos y en la medida en que obren conforme a las luces que les hayan sido concedidas." CS pg. 651. Es importante conocer a Dios y conocer su carácter de tal forma que no atribuyamos a Dios despropósito alguno (Job. 1:22), particularmente en medio de las calamidades y de los eventos de la crisis final: "Es en la CRISIS cuando se revela el carácter...Así también hoy en dia, UNA CALAMIDAD REPENTINA E INESPERADA, algo que pone al alma cara a cara con la muerte, demostrará si uno tiene verdadera fe en las promesas de Dios..." PVGM pg. 339.

Los eventos bíblicos nos muestran sin lugar a dudas, de que esta generación va a presenciar la segunda venida de Cristo: "Porque como relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente , así será también la venida del Hijo del Hombre" Mateo 24: 27.

LA ÚLTIMA GENERACIÓN FIEL, SERÁ ARREBATADA SIN VER LA MUERTE

Las Escrituras dicen:

"Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de Arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir alSeñor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor." 1 Tes. 4:16-17.

Cristo murió por nosotros. Sin embargo, no permitirá que un remanente de la última generación conozca la muerte. Al igual que Enoc y Elías, no conocerán la muerte. (Heb. 11:5;2 - Reyes 2:1, 11). Tendrán un privilegio que ninguna ge-neración previa tuvo. ¡Qué gran oportunidad! ¡Qué gran responsabilidad! Si la Biblia dice que "...nosotros, los que vivimos, los que quedamos...seremos arrebatados" [traspuestos o trasladados], ¿qué debemos estar haciendo para prepararnos para este gran evento? Debemos prepararnos y dar buen testimonio de haber agradado a Dios: "Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios. Y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios." Heb. 11:5.

Dios no ha dejado a ningún ser humano saber quiénes estarán vivos cuando Cristo venga. Este conocimiento es estrictamente de Dios. Sin embargo, ni usted ni yo podemos ser escogidos si no queremos pertenecer a esa generación (pues Dios no fuerza la voluntad de los hombres). Tampoco seremos escogidos si no nos preparamos Con Cristo y En Cristo viviendo una vida como Dios quiere que la vivamos. Sea que vivamos o no, en conformidad con la Palabra decla-remos: "Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia."
Filip. 1:21.

No importa si vivimos o morimos. Lo importante es estar con Cristo y hacer Su Voluntad. Todas las decisiones pertenecen a Él. Una vez entendamos esto, procuremos entonces "los mejores dones" (1 Cor. 12:31), más entended que el Espíritu reparte como Él quiere (1Cor. 12:1-12). Un remanente fiel de la última generación será arrebatada al cielo sin ver la muerte, pero ¿cómo sabemos cuál es la última generación?

¿SERÁ LA GENERACIÓN ACTUAL, LA ÚLTIMA GENERACIÓN?

Las Escrituras dicen:

"Y sentándose en el monte de las Olivas, se llegaron a él los discípulos aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida y del fin del mundo?." Mateo 24:3.

En este capítulo, en Marcos 13, y Lucas 21, las Escrituras nos dicen cuál fue la respuesta de Jesús a sus discípulos cuando le preguntaron qué señal habría del fin del mundo. En estos tres capítulos, el Señor nos habla de que se "...levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares", también les dijo que se iban a levantar "...falsos cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios..." Mateo 24:7, 24. "...y habrá espantos y grandes señales del cielo." Luc. 21:11.

Las Escrituras claramente declaran que todas estas cosas iban a anunciar al mundo sobre su pronta venida, pues dice que "...estos son días de venganza; para que se cumplan todas las cosas que están escritas." Luc. 21:22. "Secándose los hombres a causa del temor y expectación de las cosas que sobrevendrán a la redondez de la tierra; porque las virtudes de los cielos serán conmovidas." Luc. 21:26. "Y cuando estas cosas comenzaren a hacerse, mirad, y levantad vuestras cabezas, porque vuestra redención está cerca...de cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo sea hecho. El cielo y la tierra pasarán; mas mis palabras no pasarán." Luc. 21:28, 32 y 33.

En miles de formas, los periódicos, las revistas, la televisión, y la radio nos están claramente anunciando que "todas las cosas" que Cristo anunció han ocurrido y están ocurriendo a una velocidad vertiginosa y con una magnitud sin precedentes. Demuestran la rapidez y forma repentina e inesperada en que los acontecimientos están ocurriendo a la redondez de la tie-rra. Las Escrituras dicen:

"No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay. De otra manera os lo hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo; para que donde yo estoy, vosotros también estéis." Juan 14:1-3.

Sí. ¡Cristo Viene Ya! Gloria a Dios. ¡Qué privilegio! ¡Imagínense, vivir en el tiempo en que Cristo va a venir en las nubes de los cielos! Esto debe de llenarnos de gozo y alegría. Esto debe de motivar en nosotros un deseo de vivir y anunciar el Evangelio de Jesucristo a toda nación, tribu, lengua y pueblo, lo más pronto posible. Nos debe motivar a poner ante el altar todo los talentos que Dios nos ha dado, todos los recursos y medios disponibles a nuestro alcance para que otros sepan de estas "Buenas Nuevas" del Evangelio de Jesucristo.

Todo buen cristiano debe siempre poner en práctica la caridad y el amor de Dios con su prójimo, siendo un testimonio vivo del amor de Dios, aún cuando el amor de muchos se ha resfriado:

"Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se resfria-rá. Mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo."
Mat. 24:12-13
.

El saber que estamos viviendo en el último tiempo, agrega una nueva dimensión; la necesidad imperativa de llevar a otros, lo más pronto posible, el evangelio de Jesucristo.

PREPARACIÓN

Ya que sabemos que somos la última generación y que ten-dremos el privilegio de ser arrebatados vivos según la voluntad de Dios, ¿Qué deberíamos estar haciendo en preparación para tan gran evento (el arrebatamiento)?:

  1. Escudriñar las Sagradas Escrituras como nunca antes, en un espíritu de oración y humildad. La verdad, al igual que una gema, tiene muchos lados que brillan. Uno bri-lla con el mensaje de justificación por la fe, otro brilla con las profecías, etc. Sin embargo, todos estas caras de la verdad tienen un sólo fundamento, el cual es Cristo. Dios ha puesto una Gran Gema, un Manual que explica y da testimonio de Él. Ese manual es la Biblia, la Palabra de Dios. Para conocer a Dios y saber qué quiere Él que nosotros hagamos, es importante no sólo leer, sino escudriñar las Escrituras con humildad, dejando que ellas sean su propio intérprete:

    "Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación." 2 Pedro 1:20.

    Para evitar confusión, malos entendidos y distorsiones de la verdad, debemos escudriñar el Manual de Operaciones de Dios, y dejar que éste hable por sí mismo, siendo impresio-nados por El Espíritu Santo, sellando en nuestros corazones la verdad. Entonces el Espíritu de Dios nos enseñará todas las cosas:

    "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi Nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho." Juan 14:26.

  2. Buscar y orar por la pureza de corazón, examinándonos a nosotros mismos para ver si tenemos tal odio al pecado y tal amor por Dios que queremos servirle en todas las cosas y en todo tiempo, siendo: "...ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en amor, en espíritu, en fe, en limpieza...ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar" 1Tim. 4:12,13.

    "Que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo." 1 Tim. 6:14.

    "Que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina; antes, teniendo comezón de oir, se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído, y se volverán a fábulas. Pero tú vela en todo, soporta las afliciones, haz la obra de evangelista, cumple tu ministerio." 2 Tim. 4:2-5

    "...Apártese de iniquidad
    todo aquel que invoca el Nombre de Cristo." 2 Tim. 2:19.

    "Ninguna palabra torpe salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación, para que dé gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención. Toda amargura, y enojo, e ira, y voces y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia. Antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdonándoos los unos a los otros, como también Dios os perdonó en Cristo." Efes. 4:29-32.

    "...que converséis como es digno del evangelio de Cristo..."
    Fil. 1:27.

    "Redimiendo el tiempo, porque los días son malos.
    Por tanto, no seáis imprudentes, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. Y no os embraguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu; hablando entre vosotros con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestro corazón." Efes. 5:16-19.

    "Sed, pues, imitadores de Dios,
    como hijos amados, y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor suave. Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos, Ni palabras torpes, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien acciones de gracias...Porque torpe cosa es aún hablar de lo que ellos hacen en oculto." Efes. 5:1-4, 12.

    "Porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa en medio de la nación maligna y perversa, entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo." Filp. 2:13-15.

  3. Permitir estar bajo el control del Espíritu Santo en todo tiempo, para poder vencer todas las tentaciones y pruebas, y cumplir las oportunidades que Dios nos da para el servicio. En otras palabras, debemos desarrollar el hábito de orar y pedir a Dios en el Nombre de Jesús por el "poder" (Gracia) para obedecer, en el tiempo del "oportuno socorro", el "tiempo de la necesidad". Y, ¿cuándo es el tiempo de la necesidad? El tiempo de la tentación, el tiempo de la prueba:

    "Lleguémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro." ["Help in time of need"- Ayuda en el tiempo de la necesidad-KJV]. Hebr. 4:16.

¿QUÉ ES LA GRACIA PARA EL "OPORTUNO SOCORRO"?

La Gracia para el "oportuno socorro" o el tiempo de la necesidad, según las Sagradas Escrituras es también poder para obedecer. Por la Gracia de Cristo y en Su Nombre, somos perdonados y con la Gracia de Cristo, recibimos poder para obedecer la fe:

"El cual fue declarado Hijo de Dios conpotencia (poder), según el Espíritu de santidad, por la resurrección de los muertos, de Jesucristo Señor nuestro. Por el cual recibimos la gracia y el apostolado para la obediencia de la fe en todas las naciones en su Nombre...Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es potencia de Dios para salud (salvación) a todo aquel que cree, al judío primeramente y también al griego." Rom. 1:4,5, 16.

"Y cuál aquella supereminente grandeza de su poder hacia nosotros los que creemos, por la operación de la potencia de su fortaleza." Efes. 1:19.

La Gracia es entonces potencia de Dios para obedecer la fe, para redimirnos y limpiarnos de toda iniquidad, en Su Nombre. Gloria a Dios: "Porque la gracia de Dios que trae salvación a todos los hombres, se ma-nifestó, Enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo templada, y justa y píamente. Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo. Que se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad, y limpiar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras." Tito 2:11-14.

La potencia que obra en nosotros es omnipotente. La Palabra de Dios dice:

"Y a aquel que es poderoso para hacer todaslascosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, por la potencia que obra en nosotros. A él sea gloria en la Iglesia por Cristo Jesús, por todas las edades del siglo de los siglos. Amén." Efe. 3:20-21.

Recibiendo de Su Gracia y obedeciendo por Su Gracia (poder) o Su Potencia podemos tener una religión por experiencia, y no una religión de apariencia y conveniencia, caminando con Dios cada día, cada hora y cada minuto.

Recibiendo de Su Gracia y obedeciendo por Su Gracia quedaremos sellados en la verdad, inconmovibles de ella, permanentes en ella, hijos de la verdad, en la verdad. Entonces, sabremos que verdaderamente Dios obra con el poder de Su Gracia, (su potencia) en nosotros, obrando el "querer como el hacer por su buena voluntad." Podremos vencer todas las tentaciones en todo tiempo por la potencia que obra en nosotros, y entonces se cumplirá la Palabra dirigida a la última generación de fieles:

"Aquí está la paciencia de los santos, aquí están los que guardan los mandamientos de Dios y la fe deJesús." Apoc. 14:12.

Aunque estamos viviendo en el tiempo de la última generación, muchos hijos de Dios, fieles al Evangelio de Jesucristo, irán al descanso para ser resucitados durante Su segunda venida. Pero Dios va a probar, mediante un remanente fiel, lo que significa: el "..que permanece en él no peca". Entonces el mundo comprenderá que Dios castigará toda desobediencia cuando "...vuestra obediencia fuere cumplida":

"Y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere cumplida." II Cor. 10:6.

Será también entonces tiempo para los infieles de comprender (aunque demasiado tarde) lo que significa: "Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor." Heb. 12:14. No seamos incrédulos de esta Palabra del Señor, pues el apóstol Pablo escribió:

"¿Pues qué si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿La incredulidad de ellos habrá hecho vana la verdad de Dios? En ninguna manera. Antes bien sea Dios verdadero, mas todo hombre mentiroso. Como está escrito: Para que seas justificado en tus dichos, y venzas cuando de ti se juzgare." Rom. 3: 3-4.

Los hombres llegarán a juzgar las Palabras de Dios, y El los vencerá habiendo demostrado en un remanente fiel y vivo que sus Diez Palabras, los Mandamientos de Jehová, se pueden guardar en todo momento y en toda circunstancia. A estos, Dios arrebatará en las nubes de los cielos, pues Dios no miente cuando dice:

"...Empero vosotros me veréis; porque yo vivo, y vosotros también viviréis. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mi, y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos y los guarda, aquél es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él." Juan 14: 19-21.

La perfecta justicia de Cristo ha sido, es y será siempre la razón por la cual todos somos salvos, pero una gran mayoría de cristianos no han comprendido lo que significa estar vivo, sin haber pasado por la muerte y ver cara a cara al Señor. Meditemos por un momento. ¿No será un gran privilegio el haber nacido y nunca morir? ¿Porqué dudar de la Palabra de Dios, si ella dice:

"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." Filip. 4:13. "A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegría." Judas 1:24.

Por lo tanto "¿Quién podrá sufrir el tiempo de su venida? o ¿Quién podrá estar cuando él se mostrare? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores". Malaq. 3:2. "Porque nuestro Dios es fuego consumidor." Heb. 12:29. Aprovechemos los días de Gracia, porque en estos últimos días, el fuego de Dios, es fuego para consumir y eliminar todo pecado, todo mal pensamiento y toda mala palabra. Pero, cuando se acabe el tiempo de gracia, el fuego consumidor de Dios si no ha consumido el pecado en nosotros, entonces destruirá todo lugar donde se encuentre el pecado: "Para el pecado, dondequiera que se encuentre, "nuestro Dios es fuego consumidor". En todos los que se sometan a su poder, el Espíritu de Dios consumirá el pecado. Pero si los hombres se aferran al pecado, llegan a identificarse con él. Entonces la gloria de Dios, que destruye el pecado, debe destruirlos a ellos también." DTG pg. 82-83.

Dejemos que el fuego consumidor de Dios, consuma toda pa-labra y acción mala. Dejemos que el fuego consumidor de Dios nos purifique como "con jabón de lavadores". Dependamos total y completamente de la Gracia de Dios. Si hacemos esto, habremos aprendido a conocer a Dios, Su carácter y Su amor, por una experiencia viva; habiendo depositado nuestra confianza totalmente en el Único que es el Camino, la Verdad y la Vida.

Ahora, en estos momentos, todos los que quieran vivir de la Gracia y por la Gracia tienen que tener "cuidado" de sí mismos " y de la doctrina" (1Tim. 4:16). Tienen que estudiar y poner en práctica el evangelio de la fe de Jesús, para predicarlo con el poder del Espíritu Santo durante cualquier aflicción y para que reciban el "refrigerio de la presencia del Señor" para prepararlos para Su venida:

"Así que, arrepentíos, y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor, Y enviará Jesucristo, que os fue antes anunciado." Hechos 3:19-20.

Para recibir este "refrigerio" debemos estar venciendo en todo tiempo, en todo lugar y en toda circunstancia, ¿por qué?

"Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. Destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y cautivando todo intento a la obediencia de Cristo. Y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere cumplida." 2 Cor. 10: 4-6.

"Cautivando todo intento a la obediencia de Cristo" significa cautivar todo pensamiento a la obediencia a Dios, venciendo por medio de aquel que nos amó: "Antes, en todas estas cosas hacemosmás que vencer por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." Rom. 8:37-39.

Entonces mantendremos un corazón y una mente puros, pidiendo continuamente a Dios el poder divino para mantenernos firmes aunque se desplomen los cielos. La promesa es que, por los méritos de Cristo, tenemos el poder de Cristo.

¿Cuántos están dispuestos por fe, a apropiarse de esta promesa? ¿Cuántos verdaderamente creen que Con y En el poder de Dios podemos vencer? Tendremos que decir que hemos pecado, pero no por eso tenemos que vivir en pecado.

¿QUÉ CLASE DE PODER SE NOS OFRECE?

No existe poder más grande en el universo que el de Dios. Ese poder (Gracia) está disponible para todo aquel que cree que Él puede hacer que abunde en nosotros toda gracia:

"Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra." 2 Cor. 9:8.

En el Nombre de Jesús, hay un poder, (una Gracia) mayor que el de Satanás, la serpiente antigua, de tal forma que no exista ninguna excusa para el pecado. La Palabra dice:

"He aquí os doy potestad (poder) de hollar sobre las serpientes y los escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará." Luc. 10:19.

Las siguientes palabras resumen el poder de la Gracia:

  1. Una persona que está consciente del poder de la Gracia, es decir, del poder de la salvación en Cristo Jesús, siempre declarará las imposibilidades humanas como posibilidades divinas.

    "Va a haber un pueblo que se aferrará tan tenazmente al poder divino que ellos serán la prueba contra toda tentación." 3T pg. 472.

  2. Una persona que NOestá consciente del poderde la Gracia, es decir, del poder de la salvaciónen Cristo Jesús, siempre declarará las posibilidades divinas como imposibilidades.

Quiera Dios que todos escojan por fe la primera frase y no la segunda, para que siempre sean victoriosos en Cristo Jesús. Creciendo de fe en fe, de Gracia en Gracia y de Poder en Poder. Amén.

Continúa


Comuníquese con nosotros: PROGRAMA LA BIBLIA, PO BOX 1214, Caguas PR 00726